1.- A pesar de los pesares el histerismo es un feminismo que como muchos pensamientos criticos rechaza al Estado como base de la politica. Vemos en el Estado un problema qe debemos abolir y no una cosa inevitable que debe ser transformada.

2.- No usamos la letra A, ni la fetichizamos, tampoco nos vestimos de negro ni hemos asumido la moda que circula en algunos colectivos de activistas, tambien la retoman artistas, academicos y becarios del Estado.

3.-No creemos que patear a un policia sea darle un golpe al sistema.

4.- No hemos tomado a ningun preso politico como nuestra bandera politica.

5.- No creemos en el individualismo que hace de la accion politica el gesto del heroe solitario.

6.- No citamos eternamente a Bakunin ni somos magonistas.

7.- Tampoco somos veganos aunque no comemos jamon ni pollo con arsenico.

8.- Retomamos ideas en torno a la libertad con la certeza de que estas no son patrimonio del anarquismo, estaban antes del siglo XIX y seguiran mientras la humanidad viva.

9.- ah y respecto a la autoridad, no respetamos ninguna que intente cuartar las libertades o imponer una vision del mundo.

10.- Abiertamente nos oponemos al pensamiento anarcoliberal para llamarle clamramente al individualismo anarcoide y al insurreccionalismo sinsentido.

Asi pues podemos decir que aunque llevamos cierta anarquia en el alma no somos anarquistas.

Anuncios

prop

La historia es sencilla pero potente, es como la desgracia de los testigos de Jeohva, los defensores de derechos humanos o militantes de los feminismos financieros…
se las relato en breve:
1.- Una chica embarazada huye de casa porque desea abortar
2.- El padre de la chica busca evitar el aborto, simple y sencillamente porque es un pinche pro vida.
3.- El dilema es grande, la chica sabe que podria parir al hijo del diablo!!!
4.- El padre escucha voces que le dan certezas en la vida, de hecho habla con Dios… o eso cree, porque muy tarde se da cuenta que ha sido engañado… la voz no es Dios, el lleno de fe ha segido al diablo que le engaña… y que le pone el dilema etico mas severo de su vida… si la hija aborta, sera una traicion maxima para este militante de la vida, si la hija no aborta dara a luz al diablo…

Oh Carpenter, que agudeza… que retrato de nuestros tiempos!! Unos interesados en expulsar a satan terminan predicando para el mal, otros queriendo combatir el capitalismo terminan enraizandolo y algunas con el afan de acabar con el patriarcado terminan mordiendo el anzuelo de la machineria corporativa.

VIlmaSanchez/ITAMENON.
https://www.youtube.com/watch?v=KphHShoaZ_4

Martes de Histeria…

octubre 30, 2017

Así como en el siglo xix se daba todos los martes las lecciónes sobre la histeria en el hospital psiquiátrico La Salpetriere nosotros tendremos nuestras propias sesiones histeriquiles y delirantes. La invitación es a partir de las 8 de la noche, la condición es asistir sin esperar un formato fijo, ni un orden, el requisito principal es la disposición a lo inesperado. 24 de octubre Primer encuentro con trozos y fragmentos. Sesión 1 de collage. Traer tijeras, cúter, navaja, recortes, fotografías y cualquier papel que les produzca fascinación. Habrá algunos libros a disposición para desmadrar con una respectiva cooperación a la librería. 31 de octubre Texturas, colores, bordes y desbordes. Sesión 2 de collage. Se trata de una exploración sinestesica: oír colores, ver sonidos y meter tijera. 7 de noviembre. Contar historias, dejar entrever. Sesión 3 de collage. En este tercer momento la idea es ir construyendo narrativa con las imágenes. Esta sesión dará pie a la lectura de la novela erótica Historia de O de Guido Crepax. Cada sesión viene acompañada de una selección musical… el asalto es generoso, lo que quieran dar. Les esperamos con las tijeras afiladas y la fantasía bien puesta.

Desde hace unos meses he dejado de leer noticias, bueno no totalmente, sería imposible!!! pero he decidido desintoxicarme de esa terrible adicción que se ha comido muchas horas de mi vida. He dejado de leer novelas largas por la lectura de las desgracias en todas sus versiones. Así pues, hace unos meses decidí la liberación (no total, (no) de esa dependencia), para poder lograrlo tuve que elegir que vale la pena leer. Hace rato que deje de leer los chismes de la politiquería institucional, también que deje de escuchar a López Doriga, Ciro, Denisse, Solorzano, Adela, Aristegui y otras chingaderas.

La mar de historias que hay en las noticias me ahoga rápidamente, años leyendo sobre baleados, colgados, secuestrados, violadas, no… no necesito leer todo lo que sale sobre eso para confirmar que eso no deja de pasar. Ah sobre los terremotos, ahí me acostumbre a escuchar de nuevo, a escuchar lo que está diciendo la gente en lugar de leerlo todo desde la pantalla. Y es que de repente solo escuchamos a los comunicadores pro, solo leemos las notas pero no nos escuchamos ni nos hablamos entre nosotros. La que queda de los temblores lo he visto de lejos, lo más cerca ha sido la rapiña inmobiliaria, porque de eso hay que hablar, así como de lo militares en el itsmo y del silencio sobre el despojo corporativo.. pero me quede al margen de la psicosis mediática, de cómo caemos en alarma temporal por algo que lleva largo tiempo entre nosotros. El desastre nos acompaña. Los muertos diarios son demasiados, más de lo que los temblores han provocado, también la indiferencia es mayor, salvo cuando los medios necesitan abrir el escándalo para generar miedo o restablecer al Estado y sus funciones, (el mito autoritario)

Sacando cuentas la cantidad de tiempo invertido leyendo, viendo videos y escuchado audios sobre todo lo que está pasando, (ya seleccionado y reducido a los procesos organizativos y levantamientos sociales) es demasiado, ese tiempo de espectadora reduce demasiado mi capacidad actuante. Veo más, hago menos. Así pues regresar a no ser espectadora de mi propia vida es lo que quisiera en este proceso de desintoxicación aun no lograda…

En términos generales durante estos años he hecho un diagnostico general de lo que yo creo está pasando (la verdad no existe y si anda por ahí no se deja agarrar). En ese diagnostico me vi, atrapada en horas de noticias, me vi enganchada en el anzuelo mediático… me vi donde los poderes nos han dejado, atrapada en la información, despojada de capacidad de decisión y sometida al medio.

Así pues, pensado en que el tiempo de consumo noticioso debe ser reducido, hoy más que nunca, en esa sobredosis que nos empaquetamos diario, debemos de buscar que lo que comunicamos sea estratégico. No me refiero acá a la selección de lo que vemos, sino a convertirnos en activos de la comunicación… que es indispensable decir? que es prescindible y por lo tanto puede ser echado de nuestras vidas? como reducir los tiempos de la pantalla y canjearlos por tiempos de vida?

En fin amigos, termino mi confesión dominical… que nadie se confunda no estoy diciendo que no nos enteremos de que pasa, solo hablo de la adicción noticiosa y sus trampas. Hablo también de la necesidad de hablar, de construir y de destruir el imperio mediático impuesto en lo más profundo de nuestra vida sentimental, emocional y política.

ITAmenon/VilMAsancheZ.

 

Nos conocíamos hacia tiempo, aunque nunca habíamos hablado tan largamente como esa tarde. Nos vimos por primera vez cuando pintamos un mural de un lugar que termino llamándose el espacio-quimera, un lugar sin dueño en donde para mala suerte de todos los que le habitaban las ilusiones se cruzaban con frecuencia con la desilusión. En fin, que ese día terminamos fumando hierbas y hablando de toda clase de cosas, incluida el nacimiento próximo de su hijo. Pasamos una tarde tan llena de intimidad y alegría que no pude menos que acompañarlo a donde le esperaba la mujer embarazada. Le deje y me fue imposible regresar directamente a casa, asi que hice una parada en la calle de Motolinia y me senté un rato en las jardineras viendo la gente y pensando en lo extraordinario que había sido esa conversación.

En algun momento sentí una mirada a la que respondí con una sonrisa. Nos caímos bien al instante. En unos minutos ya estábamos sentados juntos-. No tardamos mucho en iniciar la conversación. El venia un poco borracho y yo aun estaba un poco aturdida, así, en estado de mareo se dio nuestro encuentro. Me enseño una colección de dibujos que estaba vendiendo, ninguno me llamo la atención, mas bien me parecieron sin mucho encanto, luego me enseño sus poemas, y en unas cuantas lineas quede fascinada por sus palabras. De repente tuve la certeza de haber entrado en la segunda parte de un dulce día aleccionador. Este hombre me ofrecía una segunda dosis de palabras que se agregaban a la euforia de la conversación anterior.

Te he encontrado en un día muy extraño para mi-me dijo al poco rato. Esta tarde enterramos a mi mejor amigo, lo encontraron muerto en un hotel de mala muerte. Murió solo y jodido, y yo no quiero morir asi, ni ser encontrado en el abandono de un miserable cuarto.

Pasamos un par de horas sentados en la jardinera, me dijo que era anarquista, hijo de anarquistas españoles, de los que llegaron huyendo de la guerra civil. También me dijo que trabajaba en la secretaria de agricultura, esta segunda cosa fue según me dijo una confesión de lo que el sentía era una traición a si mismo. Orillado por la situación había terminado trabajando en una secretaria de Estado , ayudando a campesinos, pero finalmente en el gobierno. Pronto nos enfrascamos en una conversación apasionada sobre las decisiones de la vida y si es necesario o no aceptar el sometimiento y de como hacerle para evitar la desgracia de la muerte en la misera. De repente tuve ante mi a un hombre atractivo, al que no podía dejar ir tan rápidamente. No fue difícil acordar ir a mi casa por una cerveza y una fumada.

Caminamos sin prisas, saboreándonos con las palabras. Apenas abri la puerta nos dimos un beso largo, como si fueramos dos amantes que tuvieran tiempo sin verse. Fue la primera vez que bese a un hombre grande, tendría unos 30 años mas que yo, y la sensación me desconcertó profundamente. Sentí sus labios delgados y frágiles tocando los mios y sus manos huesudas y temblorosas acariciandome y no pude dejar de pensar en el amigo muerto en el cuarto de hotel. No pude dejar de imaginar a este hombre parado frente a un ataúd, atemorizado por la posibilidad de verse ahí y también sentí algo de ese temor. La noche avanzo sin que volviéramos a besarnos.

El raro encuentro de los labios no impidió que las palabras siguieran saliendo. Hablamos y hablamos hasta el amanecer, ya había clareado cuando comenzamos a despedirnos. Le acompañe a la calle para acercarle al metro. Nos dimos nuestros nombres y recargo su cuerpo tambaleante en el mio, acerco los labios a mi oido y me dijo juguetonamente“no se porque, pero me voy con una enorme erección”
y si, también yo regrese a casa sonriente como si hubiera tenido un gran orgasmo.

Legalmente se ha consumado la mordaza a la comunicación radial. La sanción de 2 a 6 años de prisión a todo aquel que haga uso del espacio radioeléctrico sin autorización recién aprobada por la comisión de radio y televisión de la cámara de diputados es simple y sencillamente la cancelación de las posibilidades de comunicación autónoma de los pueblos y colectividades. No es que antes existiera libertad, desde hace años se ha dado la persecución a los organizados en torno a procesos de comunicación no estatales ni corporativos o religiosos sino que existía un pequeño vacío legal que por lo menos hacia que la criminalización no fuera tan abierta.

Son tiempos de abierto conflicto, de guerra, para decirlo con la palabra correcta, y en esta guerra la cuestión ideológica tiene un peso mediático enorme. Regular los medios, acotar y delimitar hasta lo imposible las posibilidades de hacer uso libre de ellos es indispensable para sostener un autoritarismo a todas luces inocultable. Argumentos como la libertad de expresión siempre fueron insuficientes, dado que establecen que esa libertad siempre es negociada con el Estado. Ah, el pinche Estado siempre de regreso, atento a regular todo, hasta procesos tan naturales e innegociables como la comunicación!

La ley de telecomunicaciones aprobada este sexenio aparentemente “reconoció” la existencia de las radios comunitarias, y lo hizo estableciendo las condiciones de su imposibilidad. Como es esto? Aprobando la existencia de concesiones y permisos para toda clase de proyectos que cumplan requerimientos técnicos imposibles de cumplir por todos aquellos que no posean grandes capitales ni estén en los círculos de poder como para poder cubrir todos los requisitos exigidos.

Hace unos meses, en agosto para ser precisos, hubo una reunión en Oaxaca, (donde cabe señalar se encentran la mayor cantidad de proyectos de comunicación indígenas) convocada por el instituto federal de telecomunicaciones, la unesco (brazo político de las corporaciones) y una chingadera denominada grupo de incidencia de la comunicación indígena y comunitaria, el objetivo era hablar de los nuevos marcos regulatorios que como podemos ver dio lugar a la decisión de criminalizar todo uso libre del espacio radioeléctrico. El problema de la comunicación nunca ha sido tratado en toda su dimensión, ni mencionado siquiera sus implicaciones, esto no es un problema solamente para los pueblos indígenas, sino para todos aquellos que deseen generar procesos de comunicación fuera del estado o las empresas. La mordaza, el garrotazo, nos lo ofrecen a todos.

Pronto la población solo accederá exclusivamente a lo que los medios corporativos ofrezcan, es decir, al contenido ideológico que permite la eterna reproducción de las condiciones de dominación. Lo que nos queda es internet, esa fantasía de libertad que se desvanece nomas nos asomamos un poco a su funcionamiento, ahí claramente no hay libertad, no nos confundamos. Más claro se ve todo si vemos que el golpe más duro va para aquellas zonas en donde el despojo de territorio se ha acentuado y donde estos medios económicos, primitivos, (una antena, un transmisor) son vitales para los procesos organizativos.

Mientras universidades como la Ibero, el episcopado o otros grupos religiosos si pueden hacer uso del espacio radioeléctrico y tener múltiples concesiones. Nada de los aprobado sorprende, nada es nuevo, solo nos hace más evidente que ahora más que nunca es indispensable retomar nuestros medios, amplificar nuestras voces, dejar de lado la imposición de la novedad tecnológica que no es más que la pantalla del negocio tecnológico. Ahora mas que nunca necesitamos los sonidos que no salen de la industria, necesitamos que nuestras palabras se escuchen con nuestros tonos, con nuestras lenguas, que transmitan nuestras ideas, que abran nuestros oídos para acallar la turbulencia capitalista…

VilmaSanCHeZ/ItaMenon

 

Cap. 1. De cómo los felinos se las ingenian para escoger casa.

Hoy cumplí una semana en la nueva casa. El cuarto me agrada a pesar de no tener luz, baño, ni puerta, la casera de 88 años que ha prometido poner todo también me agrada, como me gusta el canto de los pájaros y pericos que cuelgan de los arboles del patio. Teofilo y botete son los perros de la casa, son medio fanfarrones, ladradores y buenazos, amantes de juguetear perrunamente con los gatos. Acostumbran perseguir a un cachorro que hace días se instalo con nosotros, el pequeño felino duerme y pasa el día en la casa, echado entre los libros, en la cama o inspeccionado el plato del cucho. En fin, que el nuevo huésped se ha instalado con tal naturalidad que no hay duda de que es un habitante permanente.

Esta madrugada se escuchaban unos perros en la calle atacando a un gato, el animal chillaba aterrado y enfurecido, yo desperté inquieta, estoy sin puerta y siempre es probable que entre alguno de los perros. El caso es que prendí la luz y vi que los gatos se levantaron conmigo, dormíamos los tres en la misma cama. Intente salir a la calle por no sé qué extraño impulso y afinidad felina pero cerré la puerta cuando vi a los perros ansiosos por salir. Para ese momento el ruido se había apagado y yo regrese a la cama con los gatos.
Me levanté más o menos temprano, pensando que el albañil llegaría a terminar la instalación del baño. Desayune, di de comer a los gatos, quite los diablitos de la caja de luz y salí a la calle dejando la puerta abierta y a Cucho, mi gato de años, parado cerca de la salida aun indeciso si conocer el patio o solo verlo desde el interior. No lo encerré, ni deje obstáculos para los perros pensando que el albañil tenía que llegar y empezar a trabajar. Un día antes, León había empezado la obra y había pasado todo el día en la casa, por la noche se le había ocurrido invitarme unas chelas y a que le acompañara a un hotel, yo tome la proposición con cierta simpatía pero no acepte. Es un tipo de buena platica, así que le invite un te y pasamos un par de horas, yo intente evitar el tema galanesco aunque tengo una propensión a fantasear con las situaciones inesperadas. Como me dio confianza y note una cierta química familiar, pues pensé que podía entrar a mi casa sin problema mientras yo no estuviera y en caso de que pasara algo podría echar los perros fuera.
Me fui un par de horas y regrese con una amiga. En poco tiempo me di cuenta que Cucho no estaba, solo el felino adolescente de la vecina instalado plácidamente en una de las mesas del cuarto. Lo buscamos por toda la casa, yo pensé que estaría dormido en algún lugar del patio y que más tarde aparecería. Mi amiga me invito a comer, lo cual empezaba a solucionar económicamente el día, ese cuyo propósito era dejarse ir sin salir a buscar dinero, comí tranqila con la confianza de que cucho estaría cerca de casa, pero no, no estaba en ningún rincón del cuarto ni se veía en el patio.

León rompía los muros del espacio recién asignado como baño, me acerque a preguntarle si no había visto a cucho, como yo estaba my afligida vino y me dio un abrazo y me bromeo, yo tome el gesto con la calidez con la que venía y salí a la búsqueda callejera. Una mujer que trabaja con la señora que me renta aseguro que los perros había pasado persiguiendo un gato gris, lo cual interpretamos como un gato blanco: cucho corriendo despavorido hacia la calle. Me puse manos a la obra y pregunte a todo mundo cinco o seis calles a la redonda y regrese a casa cansada y deprimida. Llena de pensamientos mórbidos, imaginando a cucho mordido por perros, a cucho encerrado en las casas abandonas de los lotes baldíos, después tuve pensamientos peores, de la gente que pierde a sus familiares, a sus hijos y me pareció terrible, si o empezaba a sentirme desquiciada por el gato, ni que pensar cuando se pierde alguien, pensé en lo frecuente que es que eso pase y se vino la tragedia del mundo encima… en fin regrese a casa triste, cancele una reunión y me senté a esperar la noche para salir a la calle y ver si cucho maullaba por algún lugar o reaparecía perdido entre los carros estacionados a lo largo de la calle.

No quise esperar dentro de la casa, sin cucho me parecía doloroso, y el albañil se había ido si despedirse, solo quedaba el gato amarillo, que seguía estirado en la mesa. Salí a dar una última vuelta a las calles, Teofilo uno de los perros salió conmigo pero no vimos nada, ni seña del cucho. Me senté tristemente afuera de la casa, sin querer me escurrían las lagrimas. Cucho ha sido un amigo muy cercano. Un vecino vino y se acerco a preguntarme si estaba triste por el gato, me platico de cómo a él se le había perdido un perro de muchos años. La plática realmente logro que las cosas fueran menos rudas, me tranquilizaba hablar con ese hombre desconocido. Hablamos unos minutos y desapareció. Yo me quede en la calle, asumiendo lo sucedido y pensando que tal vez mi gato sordo podría encontrar el camino de regreso a pesar de nunca haber visto la calle.

Empezaba a oscurecer cuando vi la figura del albañil apareciendo entre las sombras, con ropa limpia y una caja de cartón en la mano: “aquí está tu gato, solo píntalo de blanco”. Me pareció un buen detalle el regalo, aunque no sé si deseaba un cachorro. Abrí la caja y vi un animalito escuálido, medio enfermo y muy pequeño, de unas tres semanas. Un poco traqueteado por la vida como el mismo León. Le invite un té a León, le invite a pasar a la casa, y le gusto idea pero no quería que nadie nos viera para evitar habladurías, -por mi o hay problema- le dije, -sabiendo claramente que el problema era para él, hombre tradicional y casado, poco acostumbrado a la amistad no sexual con una mujer.

Saque al pequeño animal sin gustarme la idea de perder uno y ganar otro, yo en realidad quería al cucho de regreso. Le busqué una cobija al gatito y lo inspeccione, vi que le habían cortado los bigotes, o tal vez se le habían caído, que tenia lagañas y la nariz descarapelada, la cola como con sarna y sentí todo al mismo tiempo ganas de regresarlo y deseo de cuidarlo. Pensé que tal vez debía cuidar este y alguien más cuidaría de cucho perdido en quiensabe que calle. Mientras inspeccionaba al chiquito apareció cucho, supongo que se había quedado dormido en algún rincón sin revisar o entre las cobijas. No podía creer que estuviera de regreso. Fui a avisar a las mujeres que viven en las casitas que conforman el terreno, estaban todas juntas viendo a Thalia en su papel de Maria Mercedes. Llegue en comerciales, así que por cinco minutos fui su centro de atención y rieron divertidas cuando les dije que ahora me había llegado un gato nuevo y que era el albañil quien lo había traído. La telenovela empezó de nuevo y regresaron a la pantalla, yo desaparecí ahora preocupada por tener tanto gato, tres animalitos en un cuarto es demasiado.

Vino el albañil a invitarme a cenar, así quiso la suerte que este día comiera yo todo el día sin gastar un peso. Me vi atrapada, de no saber si me gustaba o no la idea de tener otro gato y de pensar en no iba a dejar esa criaturita a su suerte. Terminamos de cenar y platicamos un poco bien acomodados en una mesa de la tlayuderia, León veía la tele y escuchaba mis quejas respecto a la programación, eso pasa, la dejas de ver y después te parece obscena, asi es el efecto pantalla a la distancia. León pidió algo de cenar para su hijo y se preparo para tomar camino a casa, supe claramente que no iba a insistir en lo del hotel. Nos despedimos y me dejo dinero para la leche del felino, me sentí un poco mal por mis quejas respecto a tener un nuevo animalito porque también podía reconocer la intención del regalo y sentirme agradecida.

Regrese a casa y cucho estaba viendo sin mucho agrado al animalito nuevo que bufaba con fuerza contra los dos gatos que le miraban desconcertados. EL señor cucho, gran gato de casi 9 años, me ha dado muchas lecciones de vida últimamente, lo acaricié para hacerle saber, aunque él no lo sepa y nunca se haya perdido, la alegría de tenerlo de regreso. Cucho se dejo acariciar un rato, se paro y por primera salió por el hoyo de lo que pongo como puerta. Salí a buscarlo, pero no había ido lejos, estaba parado al lado de nuestra casa. Me quede unos minutos a su lado, no se si cucho entendió pero quise decirle que corriera por el patio, que conociera la casa donde vivimos sin temerle a los perros, quise también pensar que así, sabiendo donde esta podría regresar siempre que se perdiera. Saque el encendedor que traía en la bolsa y me volví a relajar, y así relajadamente vi como cucho cruzo el patio por primera vez y se metió entre las motos del taller vecino. Me sentí tan tranquila de verle irse, segura de que esta vez no se perdería. Regreso a los pocos minutos orgulloso de esa travesía, supongo que también impulsado a salir por la desazón que le provoca el cachorro recién llegado.

Aun no se qué hacer con el pequeño, parece débil y enfermo y me da miedo que contagie al resto. Es una triste situación y no sé porque pienso en León, en cómo me ha dicho esta tarde que se siente enamorado y siento como con el gato, que es un gran regalo pero no sé si lo quiero. Le he visto los ojos al felino y está enfermo, como un amor que no nació bien y no le queda más que morir.

Pasa de la media noche cuando escribo estas notas, llueve y lleve, llueve y llueve, llueve y llueve una y otra vez, y cucho orgulloso entra y sale de la casa al patio sin importarle ni el agua ni los perros.

La relacion vicitma-victimario es indispensable para ejercer el poder. Se requiere de una victima pasiva y debil para que el victimario se imponga, tambien se requiere quitarle resposabilidad a la victima, despojarla de toca capacidad de respuesta y de accion.

Pongamos un ejemplo claro, en el mundo somos millones los sometidos a la explotacion y las chingaderas que nos lanzan los grupos de poder. Si nos colocamos como victimas, parece que solo padecemos, que solo recibimos algo que inevitablemente nos imponen. Que pasa si nos vemos de otra manera, y asumimos nuestra responsabilidad en esta dominacion y en este desastre, es decir si asumimos que estamos asi no solo porque nos dominan sino y sobre todo porque no respondemos a ello.

Acaso no le interesa a los poderosos que nos consideremos victimas y que no asumamos nuestra responsabilidad?

Ahora imaginemos una relacion larga, el hombre golpea sistematicamente a la mujer, la humilla, la somete, acaso no tiene algo de resposabilidad esa mujer? acaso no debria hacerse cargo de esta situacion? o solo es victima inocente… acaso no esta participado de ello?

Parece pues necesario romper la dicotomia victima -victimario y no aceptar con naturalidad los discursos de la victima.

itaMENON/vilmasanchez.

 

 

En los años setenta emerge con fuerza el feminismo radical, la revolución sexual se había esparcido la década anterior y daba sus frutos feministas. Muchas cosas se pusieron en cuestión, desde la imposición de la heterosexualidad y la monogamia como norma hasta la moralización del cuerpo de las mujeres. Es decir, se puso énfasis en cuestionar el amor romántico, la virginidad, la idea de que el cuerpo de las mujeres es pasivo respecto al deseo,  se echo por delante el deseo y la sexualidad de las mujeres hasta entonces oculto o por lo menos no tratado como cuestión politica.  De todos estos posicionamientos salía el slogan de “lo personal es político”, todo aquello que se lanza a la vida privada y a la alcoba es político, se decía entonces.

Los setenta fueron los años de la pornografía en las salas de cine, lo cual trajo múltiples polémicas. De entre las feministas radicales salió una oleada puritana, Andrea Dworkin y Catherine Mackinnon (esto se dio con los gringos) se lanzaron contra la pornografía, atacando no solo a la industria, (cosa que muchas feministas hacían), sino a las mujeres que se afirmaban como actrices porno o que buscaron otras maneras distintas a la industria de mostrar la desnudez y el sexo. Así, este par de puritanas se lanzaron a la acción atacando grupos lésbicos, llevando al congreso propuestas de regulación de toda imagen pornográfica y dando una guerra contra cualquier forma de sexualidad que ellas consideraran exhibiera a las mujeres. La discusión fue una guerra entre feministas, “las guerras del sexo” le llaman a este momento. Esto fue en los ochenta, cuando las feministas anti porno se confrontaron con feministas que abogaban por una sexualidad mucho más libre. La feminista judía Andrea Dworkin lanzo una campaña anti porno y pronto se convirtió en una influencia en el congreso gringo, sobre todo para el ala más conservadora.

Dworkin comenzó halar de víctimas, todas las mujeres que hacen porno son víctimas, todas la mujeres que exhiben sus cuerpos son víctimas, no se dan cuenta que están siendo usadas por el patriarcado, los hombres todos son potenciales violadores y así inicio algo que ahora se ha hegemonizado vía los medios de comunicación y que impone de nuevo un puritanismo afín a los grupos de poder económico, que valga decirlo son conservadores, son corporativos y son masculinos. El operativo tuvo sus frutos, la derecha se impregno en la población estadounidense al grado de regular los cuerpos de tal manera que se impuso que nadie se toque, que cualquier contacto fisico sea visto como un escándalo y pueda ser penalizado, así de laguna manera funciona la legislación gringa.

En el grupo anti porno militaba Diana Rusell, la que impuso el término feminicidio. Una feminista conservadora como Dworkin y como la abogada MacKinnon. El termino se retomo por la ONU, la OEA y la Comisión Interamericana para imponerlo en América Latina justo cuando las redes del capital no legal comienzan a asesinar  y comerciar con cientos de mujeres y niñas. La noción de feminicidio por supuesto no es crítica con el capitalismo, es consustancial a él, es impulsada por los centros financieros e impuesta mediáticamente.

Muchas mujeres, sobre todo las más jóvenes desconocen la tradición feminista, se han formado con videos, memes y diversos estímulos mediáticos. También muchas de ellas se han formado en el feminismo deslavado de la academia, de tal forma que lo que ahora predomina es el discurso que se impuso desde los centros de poder, se habla de : seguridad, violencia (así, en abstracto, no violencia del capital, no violencia de Estado), cultura de la denuncia, castigo, pero también de víctimas, revicitmizacion, feminicidio y lo más absurdo sobrevivivencia al feminicidio. Muchas mujeres también han adoptado le discurso del miedo, el del enemigo, el del hombre como potencial violador.  Asi pues el discurso de muchas de las mujeres que se movilizan en las calles es exactamente igual al de la ONU, la OEA, los gobiernos y las agencias de comunicación y la academia mas gris.

Es decir, la libertad de los cuerpos, la amistad y comprensión necesaria entre hombres y mujeres, la lucha conjunta para echar abajo la dominación, esa se acabo. El feminismo para muchos que lo conocen por primera vez o cuyo único contacto es el de los términos hegemonizados por los medios  y la academia es esta versión pobre: mujeres víctimas, hombres potenciales victimarios, una sociedad marcada solamente por la tensión sexual, sin critica al amor romántico, sin critica al capitalismo, al a familia, a los medios, sin nada más que un cascaron regulatorio que busca imponer un comportamiento único entre los cuerpos.

Así, de forma descuidada y sin conciencia de lo que los medios son y hacen se adopta lo que por ellos circula. Feministas pidiendo seguridad, feministas muertas de miedo, feministas a las que les da igual que las más pobres estén siendo despojadas, chingadas y asesinadas por el narco y los sistemas policiales, (pues este feminismo va dirigido a un sector de mujeres, clase media)  feministas despolitizadas, la gran mayoría de ellas universitarias.

En fin, que ahora es necesario traer de regreso la historia de nuestro pensamiento, quiero decir, recordar que si nos decimos feministas hablamos de una historia larga, de una historia de diferencias y tensiones y que está muy lejos de ser eso que ahora circula en la mayoría de los espacios.

Como es que se impuso la víctima como definición de las mujeres? como es que se despolitizo el feminismo? como es que se regreso al puritanismo de los cuerpos? Como es que se logra que las mujeres se movilicen por seguridad y justica de Estado? Como es que las denuncias  en las redes sustituyen a la crítica de la sociedad?.. Parte de esa respuesta está en los centros de poder, que lanzan el anzuelo “feminista” que es compartido por miles que lo asumen de forma cómoda sin cuestionarse nada ya, ni al estado, ni a la familia, ni la construcción del cuerpo y el deseo, ni la dominación. Mujeres que solo buscan sentirse seguras,  porque han asumido que son vulnerables.

Así pues, la primera parte de esta historia, en donde el feminismo gringo más conservador  adaptado al catolicismo culposo de latinoamericano se retoma y repite una otra vez en nuestras pantallas.

ItamEnon/VilmaSanchez.